LA POESIA Y EL AMOR

Publicado: diciembre 29, 2006 en Antonio Acevedo Linares

Por ANTONIO ACEVEDO LINARES *

Le poème est l, amour réalise du

désir demeure désir.

René Char.

La poesía, como el amor, es un encantamiento. La poesía amorosa es el deseo realizado en la palabra. El hombre es el único animal que ama y recrea en la palabra la emoción, la vivencia y la ternura del amor. En la poesía de amor hay una erótica del lenguaje porque donde hay amor, hay deseo, y donde hay deseo, hay erotismo.

El hombre erotiza el deseo y ese deseo erotizado es lo que la cultura ha denominado amor. El amor es una invención de la cultura, es lo que hemos inventado para sentirnos menos solos, trasciende la animalidad del deseo embelleciendo o ennobleciéndolo a través de la palabra poética, esto es, la poesía. El amor es deseo, que nace con el hombre y luego a través de la cultura es espiritualizado. El amor es el deseo espiritualizado. Cuando un hombre le dice a una mujer, te amo, en realidad lo que esta diciendo es, te deseo. El deseo se ha espiritualizado. En la poesía amorosa, el amor no es solo un estado del corazón, es también un estado de la palabra. El poeta enamora la palabra y en ese proceso de seducción, crea la poesía.

EPIGRAMA

Bajo la especie de una

biblioteca un hombre que

moró por los libros se figuro

el paraíso y una mitología

en la forma de un jardín

con manzanas prohibidas

y hubo quienes como

suntuosos palacios de oro.

En la forma de tu cuerpo

yo me imagino el paraíso.

El poeta recupera el deseo que eterniza en la palabra. En la vida, “el amor es eterno mientras dura,” decía Vinicius de Moraes. En la poesía, el amor es eterno mientras conmueva a los amantes. El amor en la poesía, funda una estética de la palabra. Una sensibilización del lenguaje porque la poesía es la ternura de todas las cosas. La relación entre amor y poesía es una relación tan íntima como la relación entre un hombre y una mujer. Es su evocación. El poeta evoca en la palabra la mujer de sus sueños o el ideal del amor: “Si una mujer comparte mi amor/ mi verso rozara la décima esfera de los cielos concéntricos / Si una mujer desdeña mi amor/ haré de mi tristeza una música/ un alto rió que siga resonando en el tiempo/” escribió amorosamente Borges.

La poesía de amor es la prolongación del cuerpo en la palabra. El cuerpo como extensión de la palabra y la palabra como extensión del cuerpo. El cuerpo y la palabra recreados por la poesía y el deseo, para una poética del cuerpo que haga memoria en la palabra en intento de una poética de la palabra que haga memoria en el cuerpo. Una poética del cuerpo y la palabra como la expresión más genuina de una poesía amorosa y erótica. La poesía del deseo y el deseo de la palabra. El poeta tiene una utopía, que un día el amor sea como la esencia de su palabra mágica y esplendorosa. El poeta cree en el poder de la palabra porque cree en el poder del amor. En el reino de la poesía, el amor da existencia a la palabra. En el reino del amor, la palabra da existencia al deseo.

POETICA

La poesía se escribe

con la propia vida

de quien la sueña

es de quien la trabaja

como la tierra que se siembra

a veces no es de quien la escribe

sino de quien la enamora

la poesía nace desde el fondo

de sí mismo como desde el fondo

de los ojos de una muchacha

no tiene partido pero

a veces se adhiere

a causas perdidas

y se escribe con ternura

como la que tienes

cuando ella te abraza desnuda.

En el amor, la palabra endulza el oído del amor amado. En la poesía, el amor endulza la palabra del poeta alucinado. El amor en la poesía, es la prolongación del amor por la palabra. Un encantamiento de la palabra porque el amor es la poesía de todas las cosas. En el amor, hay una consagración de la palabra, por la vía del deseo. En la poesía, hay una consagración del amor, por la vía de la palabra. En la palabra hay un espíritu. En el amor hay un deseo. El amor es el espíritu de la palabra como la poesía es el espíritu del deseo. El poeta se realiza en la poesía, por la palabra. El que ama se realiza en el amor, por el deseo. En la conjugación de poesía y amor, el amor es el deseo que se realiza en la poesía como la poesía es la palabra que se realiza en el amor. La palabra es un órgano de seducción en el amor. El deseo es la excitación de la palabra en la poesía.

EPIGRAMA

Amo tu deseo cuando

deseas mi cuerpo

como amas mi deseo

cuando deseo tu cuerpo.

Escribir un poema de amor es vivir el amor doblemente. En la mujer que se ama y en la palabra que la sueña. En su espíritu y en su carne. El amor no es solo una metáfora en la poesía. En la poesía el amor se hace sublime.

LABIOS

Tus bellos labios

como la sonrisa de la Gioconda.

Alabados sean en tu cuerpo

como los girasoles de Van Gogh.

Tus bellos labios rojos como los de tu boca

que palpitan bajo tu falda como tu corazón

maravillosos como la torre Eiffel.

El poeta escribe por amor, porque el amor, como la poesía, recordando a Luis Cardoza y Aragón, es la única prueba concreta de la existencia del hombre.

Por ANTONIO ACEVEDO LINARES

MANDAMIENTOS APÓCRIFOS DE LA LEY DE LA POESÍA

1. Amar la palabra por sobre todas las cosas.

2. No escribir en vano su sagrado nombre.

3. Poetizar la palabra en metáforas e imágenes.

4. Honrar lo onírico y lo real.

5. No plagiar.

6. No cometer actos impuros de constricción en poesía.

7. No hurtar versos ajenos.

8. No simular falsos sentimientos ni escribirlos.

9. No desear la poesía de tu prójimo.

10. No codiciar la fama.

VARIACION A JOSÉ EUSTASIO RIVERA

Antes de que me hubiera apasionado

por mujer alguna, jugué mi corazón

al azar y me lo ganó la poesía.

SI ESCRIBES UN POEMA

Si escribes un poema

no olvides que

la poesía no es

un hobby ni un picnic

la poesía te ayuda

a vivir y a soñar un país

perdido entre las

estribaciones de la

guerra o la niebla

no la escribas como un

oficio de fin de invierno

ni como la nostalgia

de la belleza antigua

de las mujeres de los

retratos en blanco y negro

ni como la hierba que

como parásitas crecen en

los despojos de los

trenes abandonados

escríbela con la ternura

infinitas de las cosas

pero no olvides

inevitablemente de

mirar las estrellas.

EROS II

Su boca roja

lo besa con dulzura

que ávida y tierna

con su lengua gozosa

amorosa y deliciosa

lo lame hasta el delirio

que se estremece en el

fondo de su boca carnosa

y como en lava derretido

tibio y espeso lo

absorbe dulcemente

con los ojos cerrados.

POESIA ERES

Poesía que estás

en tu cuerpo

en el oleaje de tu pelo al aire

en tu manera de caminar

haciéndole el amor al viento

en tus ojos con esa mirada honda

poesía en tus besos sobre

mis hombros

en tus abrazos que rodean

mi espalda

poesía que estás

en tu cuerpo

como abiertos tus muslos al infinito.

EROS I

Tus más hermosos

muslos abiertos

descubren como una

dulce fruta jugosa

sobre la hierba sus

labios rojos que se

derriten cuando lames

con la punta de tu lengua

que se sumerge en lo más

húmedo y profundo de

sus prodigiosos muslos

abiertos en el maravilloso

nacimiento del mundo

que penetras hasta

el fondo de su carne.

* Poeta y Sociólogo. Ha publicado: .Arte erótica, 1988. Los girasoles de Van Gogh. Antología poética (1980- 1999) 1.999, Vol 1. CD, Poesía de viva voz, 2004. Atlántica, Antología poética (1980-2004), 2004, Vol 2 y seis Plegables de poesía, Su próxima publicación, En el país de las mariposas, (Antología poética 1980-2005) Vol. 3.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s